PropTech y Fiducias: creando confianza y mejores proyectos.

Proptech y Fiducia

La construcción es un sector fundamental en la economía de la mayoría de los países y se caracteriza por ser una industria paquidérmica en temas de innovación y tecnología. Sin embargo, el uso de las nuevas tecnologías de información en la industria, tendencia conocida a nivel global como Proptech, ofrece una excelente oportunidad para este sector en Colombia, donde disponemos de un modelo de desarrollo inmobiliario y de mitigación de riesgos particularmente avanzado, generando un terreno fértil para el crecimiento de emprendimientos tipo Proptech.

Probablemente a nivel social, el conjunto de tecnologías que más han generado impacto en nuestra sociedad son las relacionadas con comunicaciones. Para citar un ejemplo, hoy es posible realizar videollamadas desde cualquier sitio a través de una conexión a Internet, lo que implica sin duda alguna un cambio en la forma como nos relacionamos con los demás y por tanto en la forma en la cual hacemos negocios.

La comunicación puede definirse como el proceso mediante el cual un mensaje o información se trasmite entre un emisor y un receptor a través de algún canal. Las nuevas tecnologías ofrecen no solo mejoras en los canales tradicionales, sino también la creación de  nuevas alternativas como por ejemplo Blockchain, tecnología que puede entenderse como una base de datos distribuida y robusta donde todos los participantes tienen una misma copia inalterable de la información, generando así confianza entre los usuarios, además de reducir costos y riesgos en las operaciones.

Por otro lado, un negocio en el sector inmobiliario se realiza entre personas, por cuanto los sentimientos entre las mismas juegan un papel fundamental. Elementos como  la empatía o la confianza son fundamentales a la hora de cerrar una venta o realizar un negocio, y es precisamente allí donde las aplicaciones Proptech tienen grandes oportunidades de revolucionar la industria al generar confianza entre los actores mejorando los procesos de comunicación y por tanto la eficiencia y generación de valor de la industria.

En el caso particular del desarrollo  de proyectos inmobiliarios en Colombia, el uso de encargos fiduciarios se ha consolidado durante los últimos años como la herramienta fundamental para mitigar los riesgos principales de los proyectos. El origen de la palabra fiducia se asocia al término del latín “Fides”, que significa confianza, por cuanto las fiduciarias  terminan siendo  empresas en las cuales los clientes depositan no solo sus recursos, sino también su confianza.

Así las cosas, es claro que las aplicaciones Proptech y las fiducias inmobiliarias comparten un objetivo común: generar confianza entre las partes del negocio, facilitando el mismo mediante la mitigación de los riesgos del proyecto. Por tanto, cado uno de los riesgos que enfrenta un proyecto  inmobiliario puede verse como una oportunidad para el desarrollo de aplicaciones Proptech o de compañías especializadas en el sector inmobiliario como las fiducias.

Al compararlo con otros países como España o Estados Unidos, en Colombia se ha implementado un modelo fiduciario con excelentes resultados, generando una importante dinámica en el mercado. No obstante,  se debe recordar que el origen de este modelo se deriva de las lecciones aprendidas en la terrible crisis hipotecaria que sufrió Colombia a finales de los años 90, luego de la cual se identificó la necesidad de desarrollar un  modelo  de  promoción inmobiliaria que mitigara los riesgos de desarrollo, y particularmente el riesgo comercial.

Riesgos de la fiducia

Para entender el modelo fiduciario colombiano basta con estudiar los riesgos   más  importantes  de  una promoción inmobiliaria en el país:

  • Riesgo del terreno: Asociado a la probabilidad de tener problemas con el  terreno  donde  se  realiza  la  promoción  como: embargos, disputas legales sobre la propiedad y su tradición, afectaciones, etc.
  • Riesgo normativo: Derivado de los requisitos, normas y leyes que aplican en  la  ciudad  o  municipio  donde  se  desarrolla  el  proyecto, establecidos  por  el  Gobierno  nacional, las  autoridades  locales y las empresas de servicios públicos, entre otros.
  • Riesgo comercial: Es  el  riesgo  más  importante  que  debe  asumir y controlar el constructor, pues a su vez es el más incierto dada la poca información real del mercado disponible en el país y la posibilidad que su producto no sea exitoso en ventas.
  • Riesgo financiero:  Es  la  probabilidad  de  no  conseguir  los recursos financieros necesarios para ejecutar las obras del proyecto, el cual se asocia  fundamentalmente  al  riesgo  comercial  pues  al  no  tener suficientes ventas, no se obtendrá el crédito constructor, puesto que este se paga con la subrogación de los créditos hipotecarios de los compradores.
  • Riesgo de  construcción:  Integrado  por  los  sobrecostos,  demoras  y demás  vicisitudes  que  pueden  ocurrir  durante  la  ejecución  de  los trabajos  y  que  dependen  fundamentalmente  de  la  complejidad técnica de las obras y de la experiencia del equipo ejecutor.

Anteriormente, los constructores y los bancos asumían la mayor parte de los riesgos descritos previamente, pues construían y financiaban antes de haber vendido las unidades.  Del lado del  comprador,  en  principio  no  se  asumía  riesgo alguno, pero  como  se ha observado en las crisis hipotecarias en muchos países, en toda operación inmobiliaria el comprador asume  riesgos como la devaluación del activo comprado como consecuencia del estallido de una burbuja inmobiliaria, y otros riesgos más generales como la perdida de la capacidad adquisitiva del país.

De esta manera, el modelo fiduciario colombiano asigna la responsabilidad al constructor de constituir un fideicomiso para cada proyecto, al cual aporta los recursos básicos para el desarrollo de este. Luego el propietario del terreno sede al fideicomiso las tierras donde se desarrolla el proyecto, recibiendo algún tipo de beneficio por su aporte, el cual puede ser al inicio, durante o al final del proyecto, según las condiciones que se pacten con el constructor.

Por otro lado, los compradores del proyecto se vinculan a la fiducia antes de que las  obras  inicien, lo que se conoce como compra sobre planos,  aportando  dineros  denominados como  cuota  inicial,  custodiados por la fiducia hasta que el constructor mitigue los principales riesgos del proyecto.  Si  bien  el  constructor y  el  banco siguen  siendo  los  motores  principales  del emprendimiento, el hecho de vincular a los compradores antes del inicio de las obras permite mitigar los riesgos de la promoción como se describe a continuación:

  • Riesgo del terreno: Para aportar el terreno a la fiducia se realiza un cuidadoso estudio de títulos y durante el proyecto la fiducia mantiene la titularidad del terreno, independizándolo completamente de las demás operaciones de los compradores o los dueños anteriores.
  • Riesgo normativo: Para acceder a los recursos de los compradores el constructor debe   presentar   a   la   fiducia   las   licencias   y   permisos requeridos para el desarrollo del proyecto.
  • Riesgo comercial: Se mitiga mediante la confianza generada entre las partes por la implementación del modelo fiduciario completo y las ventas sobre planos, mientras que la fiducia asegura que los dineros entregados por los compradores son solo para la realización del proyecto.
  • Riesgo financiero:  Una  vez  mitigados  los  riesgos  anteriores,  es relativamente  sencillo  obtener  un  crédito  constructor,  pues  el proyecto  ya  cuenta  con  los  terrenos,  los  permisos  y  las  preventas necesarias para asegurar la operación.
  • Riesgo de   construcción:   La   fiducia  y  la ley,  solicitan   al constructor además de los requisitos anteriores, el nombramiento de un supervisor técnico independiente y de un auditor financiero del proyecto, así como la obtención de pólizas de calidad y estabilidad para el proyecto.

Una vez se confirma que los anteriores riesgos para la ejecución del proyecto han sido mitigados efectivamente, el proyecto entra en una nueva etapa operativa o  de construcción luego de la certificación de las “condiciones de giro”, en la cual la fiducia hace entrega de los recursos recibidos durante del proceso de pre-ventas del proyecto, para que el constructor pueda llevar a cabo las acciones necesarias para el desarrollo del proyecto. En otras palabras, si el proyecto no es seguro, la fiducia no entregará los recursos, lo cual genera la confianza necesaria para agilizar la realización de los negocios.

Este modelo ha permitido el desarrollo de proyectos innovadores con tendencias como crowdfunding, en donde el desarrollador divide el proyecto, ya no por inmuebles, sino más bien por cuotas o participaciones con valores totales relativamente  bajos, democratizando el acceso a la inversión inmobiliaria la cual típicamente esta restringida a personas con alta capacidad adquisitiva. Al mismo tiempo, así como el crowdfunding presenta ventajas, también genera riesgos adicionales que el comprador deberá evaluar cuidadosamente antes de realizar una inversión, pues como es bien sabido, ninguna inversión está libre de riesgo.

En países como el Reino Unido ante el elevado costo de la vivienda nueva, se presentan interesantes alternativas de compra como el “shared ownership”, el cual consiste básicamente en que dos o mas personas compran un inmueble con un comprador principal, por ejemplo con el 30% de la inversión y los secundarios o inversionistas con el 70% restante, de forma tal que no hay crédito hipotecario.

Luego, el comprador principal disfrutará el inmueble y pagará a los secundarios un arriendo mensual proporcional a la participación de los demás propietarios, permitiendo que compradores que aún no tienen capacidad financiera o de endeudamiento realicen su primera operación inmobiliaria, mientras que los inversionistas reciben un retorno interesante, respaldado por una porción de la propiedad.

En conclusión existe una infinidad de alternativas de desarrollo inmobiliario que pueden encajar perfectamente con el modelo fiduciario colombiano, el cual además muy seguramente se integrará con aplicaciones Proptech enfocadas en cada uno de los riesgos enumerados anteriormente; con market places para mitigar el riesgo comercial, plataformas de crowdfunding para el riesgo financiero, sistemas BIM, gestión de proyectos, y control de obras para el riesgo de construcción, plataformas de análisis de información para el riesgo normativo y de terrenos y así sucesivamente.

Artículo escrito por:

Camilo Blanco, Nathalia Gonzalez

La nueva tecnología para edificios antiguos cambiará la gestión de las instalaciones

La construcción y el sector inmobiliario se han convertido en el punto focal de las empresas tecnológicas y las empresas de riesgo en todo el mundo. Están invirtiendo cientos de millones de dólares en una industria que ha estado en gran parte desprovista de inversión en tecnología durante décadas. Los edificios inteligentes parecen estar en el centro de esta conversación.

Conectar la infraestructura tecnológica a los espacios físicos donde trabajamos y vivimos puede brindar beneficios significativos en términos de administrar el uso de energía, optimizar la utilización del espacio y, por supuesto, controlar los costos operativos y de mantenimiento. Pero los nuevos edificios inteligentes representan una pequeña fracción del espacio construido. Las estadísticas muestran que por cada nueva propiedad comercial que construimos, hay aproximadamente 100 edificios existentes de un tipo similar. Si considera todos los tipos de edificios, los números se vuelven asombrosos. Según la IFMA (International Facilities Management Association), uno de cada tres edificios tiene más de 50 años. ¡Más del 70% de los edificios tienen 20 años o más!

Debido a que estos edificios existentes no son “inteligentes” (después de todo, fueron construidos antes de que la idea existiera), es difícil acceder a la información sobre ellos. De hecho, más del 60% de los edificios existentes se gestionan utilizando dibujos en papel, especificaciones o manuales. ¡Un resultado paralizante es que un enorme 86% de los gerentes de las instalaciones admiten que no están preparados para una emergencia o una catástrofe! Incluso cuando la información ha sido escaneada y recopilada en los discos duros de la computadora, el escenario no es mucho mejor.

Imagínese esto: hay una explosión en su edificio y todos intentan salir, incluido Carlos, el gerente de su instalación. Pedro en la recepción grita al otro lado del pasillo “¡Hola, Carlos! Los servicios de emergencia están aquí. ¡Necesitan saber dónde están las válvulas de cierre! ”

Carlos hace una pausa y se vuelve a su escritorio solo para descubrir que no hay electricidad. Alcanza su computadora portátil justo cuando suena su teléfono móvil. Es su esposa quien viaja. “Cariño, ¿estás bien? ¡Alguien publicó que hubo una explosión en el edificio! ”

¿Qué está mal con esta imagen?

Aunque la esposa de Carlos está a miles de kilómetros de distancia, ve una publicación en las redes sociales sobre el incidente y llama en cuestión de minutos para ver cómo está. Mientras tanto, Carlos todavía está atrapado en su edificio tratando de encontrar la válvula de cierre.

Lamentablemente, este escenario es alarmantemente común.

En 2017, Burton Barr, la emblemática sede principal de la Biblioteca Pública de Phoenix, sufrió graves daños por agua. Según el Capitán de Bomberos de Phoenix, Reda Bigler, una tubería de rociadores en el techo del quinto piso del edificio se rompió cuando una tormenta levantó el techo del edificio y lo derribó de nuevo. La tubería dañada causó que fluyeran alrededor de 50-60 galones de agua por minuto a través del edificio. (Para poner eso en contexto, una boca de incendios generalmente rocía 90 galones de agua por minuto según Bigler).

Los gerentes de las instalaciones de Burton Barr tardaron tres horas en encontrar la válvula de cierre. Como resultado, la biblioteca perdió miles de libros preciosos y el edificio sufrió daños por $ 10 millones de dólares.

Un incidente similar ocurrió en la Universidad Estatal de Ohio cuando un estudiante dejó la ventana de un dormitorio abierta en el sexto piso durante un invierno frío y una tubería de agua se congeló y explotó. Nuevamente, nadie pudo encontrar la válvula de cierre y, lo que es peor, el gerente de la instalación estaba de vacaciones. El resultado fue que los seis pisos se inundaron y causaron daños por cientos de miles de dólares en unas pocas horas.

Incidentes como este ocurren con más frecuencia de lo que pensamos en edificios antiguos, cada dos años, según una encuesta reciente, a menudo debido a la falta de acceso instantáneo a la información existente. De hecho, tenemos que preguntarnos si estas “catástrofes” podrían haber sido simplemente accidentes si la información estuviera disponible según fuera necesaria.

Al igual que en el incidente del estado de Ohio anterior, el problema empeora aún más cuando el conocimiento específico sobre una instalación solo existe en la memoria de los administradores de sus edificios. Las estadísticas de IFMA muestran que el 40% de los profesionales de las instalaciones de hoy comenzarán a retirarse en los próximos ocho años, dejando a la próxima generación sin acceso a datos críticos en emergencias, sin mencionar su desempeño en el mantenimiento programado.

Si bien gran parte de la información de construcción de hoy está atascada en sótanos y cajas de documentos antiguos, vivimos en un mundo donde Google busca 30 billones de páginas en un segundo, y Amazon puede buscar en los inventarios de 600 millones de productos en la misma cantidad de tiempo.

Este nivel de velocidad y acceso se ha convertido en una ocurrencia común en nuestra vida diaria usando aplicaciones móviles porque consumen información y facilitan su uso. Podemos encontrar direcciones, verificar el clima, buscar la estación de servicio más cercana, pedir comida, escuchar música, obtener una tarjeta de embarque, y así sucesivamente. Las aplicaciones son fáciles de usar y nos dan acceso incluso a la información más oscura

Este nivel de velocidad y acceso se ha convertido en una ocurrencia común en nuestra vida diaria usando aplicaciones móviles porque consumen información y facilitan su uso. Podemos encontrar direcciones, verificar el clima, buscar la estación de servicio más cercana, pedir comida, escuchar música, obtener una tarjeta de embarque, y así sucesivamente. Las aplicaciones son fáciles de usar y nos dan acceso incluso a la información más oscura en cuestión de minutos. Y aún así, a los profesionales de las instalaciones les lleva horas encontrar una válvula de cierre simple.

¿Qué pasa si Carlos buscó un teléfono móvil en nuestro escenario anterior y pudo acceder a su aplicación de información del edificio y gritarle a Pedro: “Los cierres están en el segundo piso detrás de la escalera”, mientras corría por el pasillo ? ¿Qué pasa si alguien en la biblioteca de Burton Barr o en la Universidad Estatal de Ohio tuviera acceso inmediato a información sobre controles de plomería en una tableta u otro dispositivo móvil? Si eso sucediera, no estaríamos describiendo estos accidentes como catástrofes.

El espacio de las instalaciones no es ajeno a la tecnología: la profesión ha estado utilizando herramientas informáticas durante décadas, pero la mayoría de la tecnología en uso hoy en día está anticuada. Las soluciones a menudo son de naturaleza propietaria, la información se basa en el servidor y, lo que es más importante, carece de acceso instantáneo.

Es por eso que creemos que la forma en que accedemos a la información en la gestión de las instalaciones cambiará rápidamente en el futuro. Hemos visto las ventajas de la tecnología cuando se aplica a la industria, y sabemos que puede ser aún mejor. Queremos acceder fácilmente a la información existente en los planes, planos, manuales de operación, manuales de emergencia y seguridad de la vida, pero también queremos acceso inmediato a ella sin importar dónde estemos, qué hora es o qué dispositivo llevamos en el momento.

Y eso requerirá una aplicación móvil, el tipo de tecnología que mueve información compleja y voluminosa a la nube y proporciona acceso instantáneo a ella desde un dispositivo móvil. Así es como las empresas como Google y Amazon pueden responder a nuestras necesidades tan rápido. El uso de la inteligencia artificial y las herramientas de aprendizaje automático están mejorando aún más esta capacidad.

Hoy vivimos en una economía de aplicaciones, y las aplicaciones están llegando al espacio de las instalaciones. Cambiarán la forma en que accedemos a la información. No solo información relacionada con el uso u ocupación del edificio, sino también información crítica para emergencias, seguridad, cumplimiento y las funciones cotidianas de las operaciones y el mantenimiento del edificio.

El uso de aplicaciones transformará el trabajo de los gerentes de las instalaciones independientemente de la antigüedad del edificio o la sofisticación de sus sistemas. Los gerentes de las instalaciones tendrán acceso instantáneo a cualquier información relacionada con el edificio no solo para evitar que los accidentes se conviertan en catástrofes, sino también para reducir los costos operativos y mejorar significativamente el servicio al cliente. Además, cuando (no si) surgen problemas importantes en un edificio, antiguo o nuevo, la solución solo tendrá que hacer lo mismo para lo que hemos entrenado nuestros reflejos: alcanzar nuestros teléfonos.

 

Sígueme en LinkedIn, Twitter o Instagram.
Andrés Leal, Contribuidor

Colombia Proptech en el GRI Club 2019

El próximo 16 y 17 de octubre se llevará a cabo el GRI Club Colombia en Bogotá. Reunirá a más de 200 líderes del mercado colombiano. El objetivo principal es intercambiar ideas y experiencias, analizar el momento de la industria y lo que se avecina, las perspectivas de inversión e identificar oportunidades de negocio.

Colombia Protech estará representada con nuestro Presidente de la Junta Directiva Alexis Rech y empresas Proptech de la asociación como: Licify, Arkdia, Citizeen y Triarii, quienes estarán participando por primera vez en el panel de tecnología. Está es una oportunidad única para aportar y compartir nuestra visión entre los principales inversionistas, desarrolladores, y bancos del país, de la importancia de generar valor en la industria a través del uso de la tecnología.

Este encuentro contará con la participación de tres keynote speakers:

  • Jim Worms: Chairman and CEO, Paladin Realty Partners (USA)
  • Jonathan Malagón : Ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio
  • Sandra Forero: Presidente de la Cámara Colombiana de la Construcción, CAMACOL

“Es una oportunidad para nosotros poder participar en la discusión y hablar de la importancia de la transformación digital y la innovación para el sector de la construcción y de bienes raíces en Colombia. Tenemos un reto y desafio de impulsar el ecosistema de empresas y emprendimientos que están desarrollando soluciones tecnológicas para el sector, y nosotros queremos ser ese puente entre ellas, la industria y los inversionistas. ” comentó Andrés Leal, Director Ejecutivo de Colombia Proptech

En este sentido, los principales ejes que se abordarán durante la jornada serán: Logistica, Oficinas, Hoteleria, Tecnología, Centros Comerciales, entre otros.

Más información del evento y tickets: aquí

Machine Learning en la Construcción

¿Qué es Machine Learning o Aprendizaje Automatico?

El aprendizaje automático es una forma de la Inteligencia Artificial que permite que un sistema aprenda de los datos en lugar de a través de la programación explícita. Sin embargo, el aprendizaje automático no es un proceso simple. A medida que los algoritmos ingieren datos de entrenamiento, es posible producir modelos más precisos basados ​​en esos datos. Un modelo de aprendizaje automático es el resultado generado cuando entrena su algoritmo de aprendizaje automático con datos. Después del entrenamiento, cuando proporciona un modelo con una entrada, se le dará una salida. Por ejemplo, un algoritmo predictivo creará un modelo predictivo. Luego, cuando proporcione datos al modelo predictivo, recibirá una predicción basada en los datos que capacitaron al modelo.

Big data en contexto de aprendizaje automático

El Machine Learning requiere que se aplique el conjunto correcto de datos a un proceso de aprendizaje. Una organización no tiene que tener grandes datos para usar técnicas de aprendizaje automático; sin embargo, big data puede ayudar a mejorar la precisión de los modelos de aprendizaje automático. Con Big Data, ahora es posible virtualizar los datos para que puedan almacenarse de la manera más eficiente y rentable, ya sea en las instalaciones o en la nube. Además, las mejoras en la velocidad y confiabilidad de la red han eliminado otras limitaciones físicas asociadas con la administración de grandes cantidades de datos a la velocidad aceptable. Agregue a esto el impacto de los cambios en el precio y la sofisticación de la memoria de la computadora y ahora es posible imaginar cómo las empresas de construcción e inmobiliarias pueden aprovechar los datos de maneras que serían inconcebibles hace solo cinco años.

Una oportunidad en la Construcción

Para que las empresas de construcción sean más inteligentes, más ágiles, los datos recopilados deberían transformarse en información significativa con los descubrimientos basados ​​en el análisis de datos. A partir de estos grandes datos que se recopilan, se pueden extraer conocimientos profundos sobre el proceso de producción y compararlos con otros sistemas de producción similares para identificar las áreas clave para mejorar. Además de encontrar potenciales de mejora, los grandes datos nos brindan conocimientos que ayudan a las empresas en el proceso diario de toma de decisiones. De acuerdo con McAfee y Brynjolfsson, “… Las empresas basadas en el uso de datos tuvieron un mejor desempeño en medidas objetivas de resultados financieros y operativos. En particular, se ha demostrado que las empresas que lo utilizaron fueron para la toma de decisiones, en promedio, un 5% más productivas y 6% más rentable que los competidores.

La integración de machine learning en la construcción en Colombia supone para los negocios una oportunidad de crecimiento y de adaptación a la competitividad de los mercados sin precedentes. El sector de la construcción es un sector de la industria para el que se genera una inmensa cantidad de datos, especialmente en el desarrollo de proyectos.

Hasta hace solo unos años, todos esos datos eran prácticamente invisibles o se mantenían desestructurados en medios de almacenamiento físicos a los que apenas se accedía. Pero la transformación digital en las empresas está haciendo que muchas constructoras como Conconcreto en Colombia, empiecen a tomar conciencia de las ventajas competitivas que trae el Big Data, como puede ser el Análisis Predictivo y Machine Learning o Aprendizaje Automático.

Para que las empresas puedan utilizar los datos como base de trabajo de un nuevo proyecto, es importante entender el por qué, cómo, y el para qué voy a hacerlo, es imprescindible contar con profesionales, empresas de tecnología PropTech que puedan aportar desde el conocimiento del negocio, además de sistemas informáticos y software específico que permita sacar el máximo provecho de toda la información, sea cual sea su naturaleza y el canal desde el que se proporciona.

Lee más sobre: Las 3 cosas que las startup Proptech realmente quieren

Existen soluciones digitales de Machine Learning para empresas de la construcción, con funciones y aplicaciones específicas para tratar la información y proponer resultados que las empresas puedan aprovechar con los recursos a su alcance.

Las herramientas de inteligencia artificial en la construcción permitirán, por ejemplo, obtener la mejor productividad de tus empleados ofreciendo maneras de optimizar el tiempo que necesitarán para acceder a materiales y herramientas imprescindibles para realizar sus operaciones. A continuación se muestran algunas de las tecnologías usadas en construcción para la recolección de datos:

Figura 1. Tecnologías de Recopilación de Datos

Problemas como este serían muy difíciles de analizar y resolver sin contar con sistemas de digitalización inteligentes. Con el poder del Big Data, como solución digital para la construcción permitirá conocer el recorrido de los empleados a la hora de interactuar con herramientas y materiales, ofreciéndote la oportunidad de optimizar los procesos de una manera natural y más eficiente.

Las posibilidades de la inteligencia artificial en la construcción

El anterior solo ha sido un pequeño ejemplo de las posibilidades que la inteligencia artificial aplicada a los sistemas de información de tu empresa. Los sistemas digitales de Inteligencia de Negocios no dejan de implantarse cada día en nuevas empresas de cualquier sector, y los avances en Inteligencia Artificial y Aprendizaje Automático servirán para hacer cada vez más sencilla la predicción de cualquier resultado para los proyectos de construcción.

Lee más sobre: ¿Qué es proptech y su relación con Fintech?

Por último, hay un desafío para la industria de la construcción e inmobiliaria, y que tiene que ver con la verdadera ayuda que puede traer el Machine Learnning para mejorar la rentabilidad y crear estrategias tecnológicas. El Aprendizaje Automático está empezando a proporcionar el potencial creado por la analítica y los datos masivos al convertirlos sin procesar en herramientas productivas útiles para el negocio. En Colombia PropTech estamos impusando el desarrollo de nuevas tecnologías y de ser un puente para estás empresas hacia la industria de la construcción, sin duda la construcción comenzara adoptar pronto estás nuevas tecnologías e innovación en sus modelos de negocio.

 

Sígueme en LinkedIn, Twitter o Instagram.
Andrés Leal, Contribuidor

Las 7 empresas más innovadoras del sector inmobiliario o PropTech en Colombia

El mercado inmobiliario y de construcción en Colombia está maduro para la disrupción y siempre ha necesitado una reorganización, una inyección de inversión y tecnología para llevarlo a una nueva era. Al detectar esta oportunidad, los jugadores de Tecnología Inmobiliaria y Construcción (o PropTech, si lo prefiere) están utilizando la tecnología para interrumpir y mejorar la forma en que compramos, alquilamos, vendemos, diseñamos, construimos y administramos propiedades residenciales y comerciales.

Triarii

Triarii es la primera consultora en tecnología e innovación de la industria inmobiliaria en América Latina. Ayuda empresas inmobiliarias, inversionistas, desarrolladores inmobiliarios, startups, y profesionales que están buscando transformarse digitalmente, usar la innovación como parte de su cultura a través de la educación de sus equipos ejecutivos y tener una visión estratégica de la industria.

Bimstudio

Impulsada por la tecnología BIM (Building Information Modeling), Bimstudio es una empresa de arquitectura e ingeniería inteligente, que desarrolla desarrolla y gestióna proyectos bajo plataforma tecnológicas. Este proceso proporciona a los profesionales de arquitectura, ingeniería y construcción (AIC) la información y las herramientas para planificar, diseñar, construir y administrar edificios e infraestructura de manera más eficiente.

Cien Cuadras

Ciencuadras es un portal para la compra, venta y arriendo de inmuebles en Colombia. Allí los compradores podrán encontrar una experiencia diferente para encontrar una gran variedad de casas, apartamentos, oficinas comerciales, locales, entre otros. En el portal se puede ver los inmuebles con fotos 360, descubrir las medidas de los espacios y guardar las características de búsqueda en un área definida por los clientes.

EdificApp

Sí usted es un contratista de la construcción especializado en Colombia, EdificApp es la plataforma web desarrollada para que clientes encuentren tus servicios. Podrá registrarse, crear su perfil e ingresar sus especialidades.

Wahhu

Wahhu es la herramienta para hacer seguimiento profundo a los avances de obra. Administra inspección, seguimiento de negras y postventas.

Licify

Licify es la plataforma tecnológica que conecta a constructores con proveedores. Ayuda aumentar la eficiencia en los equipos de compras, la gestión en cadena de suministros, y potencializar la gestión comercial ofreciendo seguridad y respaldo en cada uno de sus procesos.

Cirii

El objetivo de Cirii es el desarrollo de las inversiones inmobiliarias a través de herramientas digitales y de una mejor educación financiera en Colombia, como se vive en Europa en plataformas como housers donde las personas naturales pueden invertir de forma cómoda, rápida y totalmente segura.